sábado, 1 de junio de 2013

La llave mágica

 
Martín era un niño que ya se había hecho tan mayor que, aquel cumpleaños, su padre le regaló un libro ¡sin dibujos! El pobre niño quedó un poco decepcionado pero, al notarlo su padre, le dijo:
- Este no es un libro cualquiera hijo, es un libro mágico. Pero para descubrir su magia, tendrás que leerlo.
Eso estaba mejor porque a Martín le gustaban todas las cosas mágicas, así que empezó a leer el libro, aunque no tenía muchas ganas.
A la mañana siguiente, su padre le preguntó:
- ¿Has encontrado ya la llave mágica?
¡Así que tenía una llave!. Martín corrió a hojear el libro buscándola, pero no había ni rastro de ella. Volvió muy contrariado, pero su padre le advirtió:
- Así no la encontrarás. Tienes que leer el libro.
Pero Martín no tenía mucha paciencia así que dejó de leer, pensando que su padre le había engañado para hacerle leer un poco más, como le había insistiendo su profesor tantas y tantas veces.
Poco después, su hermana Ángela, sólo un poco menor que él, le pidió el libro para tratar de leerlo ella. Tras varios días esforzándose por leerlo sin demasiado resultado, apareció en el salón gritando loca de contenta:
- ¡La he encontrado, he encontrado la llave mágica del libro! -y entonces no paró de hablar de los mundos y lugares que había visitado con aquella llave.
Aquello terminó por convencer a Martín para volver a intentar leer el libro. Al principio era un rollo, ni un triste dibujo, pero poco a poco la historia se fue animando. Empezó a interesarse por la vida de aquel príncipe aventurero y, cuando quiso darse cuenta, allí estaba: era el propio libro el que tenía a sus ojos forma de llave, y era verdad que en cuanto lo abría, se sentía transportado a los valles y mares del libro, y vivía las aventuras de sus piratas, príncipes y hechiceros como si fuera él mismo. Y su cabeza y sus sueños se llenaban de aventuras a la primera oportunidad.
Pero lo más especial de aquella historia, fue que a partir de entonces, en cada nuevo libro veía una nueva llave a mil mundos y aventuras, y ya nunca dejó de viajar y viajar a través de las letras y las palabras. Por fin, había encontrado su llave mágica.
 
En esta nueva publicación, os ofrecemos la oportunidad de adquirir una de estas llaves mágicas para vuestros hijos, amigos, hermanas y hermanos, padres, abuelos, vecinos,... Es una oportunidad de adquirir un pedacito de magia y entregárselo a aquellos que más quieres, junto con esta historia tan peculiar que esconde detrás y a la cual simboliza.
 
 
DESCRIPCIÓN
 ESTADO: Nuevo en bolsita regalo.
Está llave está realizada con aleación de zinc, mide 3,4cm y viene acompañada de su cadena argentada de 60cm de longitud, así como de una bolsita regalo.
Precio: 10€
Precio con envío (correo ordinario): 12,99€
ESTADO: Unidades limitadas

1 comentario: