miércoles, 4 de diciembre de 2013

Amor sinónimo de felicidad

 
Dicen que el amor es el sentimiento más grande que puede tener el ser humano y que, gracias a él, podemos conseguirlo todo. Pero, ¿qué es en sí el amor?
 
La Wikipedia lo define como un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (artístico, científico, filosófico, religioso).
 
Pero también hay quien lo define como "dar sin esperar recibir", "compartir alegrías y tristezas de otras personas", "cariño leal y eterno",...
 
Entendemos el amor como múltiples formas de cariño: el auto-amor, el filial, el fraternal, el paternal, amistad, amor romántico, amor confluyente, amor sexual, amor platónico, amor hacia los animales y plantas, amor universal,... Y todos ellos forman un uno, un único amor, el auténtico.
 
 
¿No habéis sentido alguna vez celos? ¿Celos de los que os rodean, de su felicidad, de su dicha? ¿No habéis sentido celos de sus vidas? Yo, sí.
 
Cuesta imaginarme una vida diferente a la que estoy viviendo y me gustaría haber sufrido un poquito menos para conseguir lo que ahora tengo. Pero, ¿y si no hubiese sufrido tanto? ¿Tendría el amor que tengo ahora? ¿Viviría igual que ahora?
 
Es fácil dar amor. El amor no es innato, lo llevamos en la sangre, hemos nacido para darlo.... y hay quien es feliz así. Pero, normalmente, necesitamos recibir. ¿No es más agradable recibir un abrazo, un abrazo de esos que te ponen los pelos de punta, como escarpias, y devolverlo al mismo tiempo? ¡Eso es amor! Esa clase de amor que te hace vibrar por dentro, te electrifica, te reviva, te hace sentir vivo. Esa clase de amor que te hace sentir especial es El Amor, el amor verdadero. ¿Quién no ha soñado alguna vez con esa clase de amor? Yo, sí.
 
 
Soy afortunada, muy afortunada. Tengo una familia que me adora, una pareja que me quiere y unos perritos que menean la cola al verme. Por circunstancias de la vida, todavía, no he podido tener hijos, aunque los ansío. Y sé que el amor que sienta por ellos será tan inmenso e indescriptible que me invadirá por dentro hasta llenarme por completo; y estoy deseando saborear esa sensación y disfrutarla a cada momento, cuando suceda.
 
 
Soy afortunada, muy afortunada. Tengo unos hermanos que me han dado todo sin apenas darme nada. Siempre han estado allí, escuchándome, haciéndome reír, abrazándome, queriéndome. Hacer una mención especial a mis hermanas que, conocedoras de mi desbordante imaginación y mi impulsividad, me han apoyado más que ninguna otra persona. Con una mirada, sabemos qué pensamos mutualmente. ¡Es increíble la conexión que alcanzas con sangre de tu sangre! ¡Gracias!
 
 
Soy afortunada, muy afortunada. A pesar de que mi madre falleció siendo yo muy joven, puedo decir que he sido feliz los años que viví con ella, y puedo decir que tuve un padre que estuvo apoyándome y escuchándome siempre. Aún lo tengo y es gratificante saber que tienes un pilar en el cual apoyarte y descansar. ¡Qué dura tarea la de un padre y una madre!
 
Soy afortunada, muy afortunada. Tengo unos amigos magníficos, ¡increíbles! Tuve suerte de conocerles, de tenerlos y de que ellos me eligieran también a mí. He tenido suerte de que me quieran tal y como soy, y yo he tenido suerte de tenerles a ellos. ¡Gracias!
 
 
Soy afortunada, muy afortunada. Tengo una pareja que me adora, que me escucha, que me entiende, que comparte conmigo sus alegrías y penas y que, afortunadamente, ha decidido compartir su vida a mi lado. Soy muy afortunada, de veras.
 
 
Tengo motivos para sonreír, para ser feliz. ¿Y tú?
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario