domingo, 19 de enero de 2014

Un camino sin salida...

 
Realmente es frustrante poner todos tus esfuerzos en un solo objetivo y no obtener ningún resultado. Es desmoralizador esforzarte, pasar noches en vela, estudiar y formarte prácticamente las veinticuatro horas del día,... para no conseguir absolutamente nada después.
 
No soy la única que estoy en paro. ¡Somos muchos! Y realmente es inquietante las pocas oportunidades que se nos ofrecen. Y aún más inquietante es que, esas pequeñas oportunidades, sean ofrecidas por nuestros iguales; personas como tú o como yo que, inesperadamente, pueden acabar en nuestra misma situación. (¿Acaso no lo saben?)
 
 
Nos piden que nos tiremos a la piscina pero ¿no importa si no tiene agua? Estoy cansada de esforzarme y luchar duro por una oportunidad laboral que nunca llega y que, si llegase, no me serviría ni para pagar la hipoteca de la casa en la que vivo. Eso sí, la jornada de diez o doce horas diarias no me las quitaría nadie. ¿Es eso justo?
 
 
Desde aquí quiero hacer un llamamiento a todos aquellos empresarios, pequeños o grandes, que podéis ofrecer Oportunidades. Quiero pediros que os pongáis en nuestro lugar, que nos entendáis, que seáis humanos como nosotros. No os estamos pidiendo un sueldo por no hacer nada. Os pedimos una oportunidad de trabajo con un sueldo digno y justo, un trabajo en el que podamos crecer como trabajadores. ¿Acaso no querríais vosotros lo mismo para vuestros propios hijos, vuestra propia sangre, si la situación fuese a la inversa?
 
 
Si nos dierais una sola oportunidad, os daríais cuenta de que somos personas muy válidas. Yo, personalmente, soy una persona que me esfuerzo al máximo en el trabajo, soy muy exigente con la labor que hago y suelo hacer crecer a la Empresa como eso, como Empresa. Soy tan buena trabajadora que cualquier empresa estaría orgullosa de tenerme en su plantilla. Es más, estoy convencida de que me querría siempre en su plantilla y, por tanto, me cuidaría. Sin embargo, como las oportunidades no llegan, muchos de vosotros, Empresarios, no podréis verlo ni comprobarlo. Es una lástima, pues estoy convencida de que mi trabajo, mis conocimientos, mis ideas y mi esfuerzo son tan válidos como arraigados.
 
Y a vosotros, desempleados como yo, quiero daros ánimo y fuerza para seguir luchando. No os deis por vencidos y aprovechad cualquier oportunidad. Tarde o temprano las cosas tienen que cambiar. De otro modo, España se quedaría vacía. No os dejéis pisotear ni infravalorar. Dad a conocer cómo sois y lo que valéis. Vuestra oportunidad está ahí fuera, cerca, muy cerca.
 
 
Se acerca el cambio. Es cuestión de horas, días, semanas y meses. La crisis no puede durar mucho más. No pueden cerrarnos las puertas continuamente. Cuando la sociedad esté dispuesta a abrir los ojos y entregarnos sus llaves, nosotros estaremos cerca. ¡De eso estoy segura!
 
Aquí os dejo un anuncio de un reloj de la Estación de Nueva York que, además de tener formas curvas y típicas londinenses, está hecho de forja y tiene fondo beige. Es un reloj que ha sido muy buscado entre las bloggeras de este y otros blogs, decoradoras y amas de casa. Recordad que sólo hay una unidad.
 
 
DESCRIPCIÓN
Reloj de Pared Estación de Nueva York
 Reloj de pared con un aplique metálico de formas onduladas y con números.
 Medidas aproximadas: 42 x 10 x 39 cm
Precio: 40€
Precio con envío (Seur): 52€
ESTADO: Usado
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario