lunes, 3 de febrero de 2014

¡¡Súmate a la Salud Activa!!

 
 Algunos lo llaman "prevención". Otros "dieta mediterránea". Yo, sencillamente, lo llamo SALUD ACTIVA.

¿Y por qué no? A nadie le gusta pasarse días enteros en la cama con malestar general, fiebre alta, náuseas, vómitos, dolor de cabeza, tos, dolor de garganta, congestión, secreción nasal, dolor en los músculos y articulaciones, y una lista interminable de dolencias y malestares que nos dejan el cuerpo hecho un trapo. Quien niegue este hecho que levante la mano o calle para siempre. ¿Alguno por ahí detrás?  ¿Tú? ¿No? Ya me lo imaginaba...


Yo, personalmente, tengo un secreto. Sí, sí, tengo la solución infalible para despistar a la gripe. Es un poco radical pero funciona a las mil maravillas. Ssshhhh... Simplemente... ¡hay que engañarla!

La gripe es como una amiga que vive en otro país y que, para las vacaciones de invierno, viene a visitarte. Pues bien, yo le cierro la puerta en las mismísimas narices. ¡Qué visite a otro!

Primero, mucha vitamina C. ¡Muchísima! Todos los días un buen zumito de cuatro naranjas recién exprimidas. Este paso es genial porque, además de ser medicinal, ¡está riquísimo!

 
El siguiente paso es llevar una buena dieta equilibrada basada en:
- Frutos secos. Un buen puñadito todos los días aporta un extra de energía.
- Verduras. Tienen muchísima vitamina A, lo que es perfecto para mantener sana la piel y las mucosas.
- Legumbres. ¡El alimento estrella! Son platos calentitos y aportan mucha energía, necesaria para mantener el cuerpo a tope.
- Cereales. Ideal para aportar la fibra necesaria en nuestro día a día.
- Pescado. ¡Riquísimo y sanísimo! ¡Es perfecto! Contiene grasas cardiosaludables como Omega 3 y Omega 6, muchas proteínas, calcio y poquísimas calorías.
- Hidratos. La pasta, arroz, patatas y pan son los alimentos vips del invierno. Son muy energéticos, saciantes y sanos.
- Proteínas. Muy necesarias (obligatorias) para mantener el ritmo exigente del invierno. Nos evitan fatigarnos, nos ayudan en nuestra salud mental y, además, evitan los ataques de hambre. ¿Quién da más?
- Grasas. ¡No podían faltar! La falta de luz del invierno nos deprime un poquito y solemos compensarlo consumiendo grasas. Eso sí, sé inteligente y que sean grasas cardiosaludables.


Además, no podía faltar la higiene básica: tener las manos siempre bien limpias, taparse la nariz y la boca cuando estornudamos, airear las habitaciones cuando nos levantamos de la cama, evitar a las personas contagiadas por la gripe (sé que es algo molesto, pero será durante unos días y tu amiga "la gripe" se irá a visitar a otro), ser higiénicos con las servilletas, pañuelos, utensilios de comida y demás...

Si a esto le sumamos el paso número cuatro, ¡la cosa está casi hecha! Son cosas de lógica pura y aplastante, tales como no dormir desarropado, no salir con el pelo mojado, evitar los cambios de temperatura o, aunque sea un engorro, compatibilizarlos con cambios de ropa, y respirar aire menos viciado, es decir, si trabajamos en una oficina o recinto cerrado, salir un poco o abrir una ventana de vez en cuando, pues el aire necesita renovarse.


Podría añadir que el cuerpo necesita mantenerse activo, así que es recomendable hacer algo de ejercicio para compensar las comidas copiosas o pesadas que tanto nos favorecen con el frío. De esto modo, nuestra salud se mantiene activa, cerramos la puerta a la gripe, y ¡sumamos salud!

Seguro que el próximo año nuestra amiga "la gripe" sólo nos escribirá una carta, pero no se atreverá a visitarnos.

¿Te animas? ¡¡Súmate a la Salud Activa!!

 
Aquí os dejo el anuncio de este post, por si queréis prevenir aún más...
 

DESCRIPCIÓN
Material acrílico
Circunferencia 36-56cm
Longitud 28cm
Precio: 4€
Precio con envío (Correos): 6€
ESTADO: Nuevo sin etiquetas
COLORES: Rojo, azul, granate y lila
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario