miércoles, 4 de junio de 2014

La guerra en mi propia casa

 
En mi casa se ha declarado la guerra. Si no es por la limpieza del hogar, es por la comida, y si no por el dinero que gastamos al mes. El caso es discutir.
Incluso nuestros perros se esconden en cualquier rincón oscuro, temerosos de nuestros improperios.
 
 
Llevamos seis meses discutiendo, sin tocarnos y buscando salida a algo que parece tener enormes paredes por los cuatro lados; aunque imagino que no es así.
 
Nuestra situación económica es crítica. Nuestra situación laboral es intermitente. Nuestra vida sentimental es estresante. Imagino que todas estas cosas, sumadas a la situación que mantenemos en nuestra casa (atados a unos gastos que no nos corresponden) han formado una pelota tan grande que nos ha explotado en plena cara.
 
 
Y aunque eso no significa que hayamos dejado de querernos, reconozco que necesitamos (ambos) renovar nuestro amor; purificarlo, alimentarlo y mimarlo. Y a eso precisamente voy a dedicarme las próximas semanas: a renovarlo y cuidarlo. Porque le amo. Le quiero como nunca había querido a nadie. Y necesito que él lo sepa. ¡Quiero que él lo sepa!
 
 
Reconozco que, debido a que soy geminiana, soy propensa a buscar discusiones sin sentido para desfogarme. Y reconozco que esas discusiones me hacen bien, pues me purifican por dentro y me desestresan. Pero también reconozco que mi vena escorpiana me está dominando por dentro y por fuera, y empieza descontrolarse... demasiado.
 
 
Así que, tras calzarme unas zapatillas, correr una hora por el campo y estar otra en el gimnasio, he logrado aclarar mis pensamientos y he llegado a una conclusión: quiero re-enamorar a mi chico. ¿Cómo? Uhmmm... Me temo que eso os lo tendré que contar en otro momento. Ji, ji, ji.
 
 
Aquí dejo el anuncio de hoy (sólo para mayores de 18 años)...
 

DESCRIPCIÓN
Nuevo. En su caja original. Sin abrir.
Anillo vibrador de silicona para hombre con conejito para mujer.
Funciona con pilas.
Precio: 7€
Precio con envío (correo ordinario): 10€
ESTADO: DISPONIBLE
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario