martes, 26 de agosto de 2014

Rebajas y compritas low cost. Parte II

 
¡Compras, compras, compras! (Imaginadme ahora mismo mordiéndome las uñas, con los ojos fuera de su órbita y temblando como un flan, porque es así como me siento, ainssss).
 
No sabría decir qué me gusta más: si comprar cositas o probar lo que he comprado. Bueno, si pudiera comprar cositas y probármelas al mismo tiempo, ¡sería una delicia! Jajajajaja. Y si me las regalaran, ¡ya ni te cuento! Jajajaja
En este post, como lo prometido es deuda, voy a hablar de lo que compré en la tienda nº 2.
 
 
No sé si habréis adivinado ya la tienda o los productos de la foto, pero os aseguro que esta tienda es una auténtica tentación. Una tienda hecha para pecar... y pecar mucho. Llena de aromas, texturas, formas, artículos variados, artículos para todo... ¡Un auténtico paraíso para la mujer! Y, por supuesto, yo también pequé. Vamos, que tuve al de seguridad pisándome los talones toda la tarde porque me recorrí la tienda una veintena de veces, y yo creo que pensaba que estaba tramando un atraco. Sí, un atraco, ¡¡pero de productos para llevarme a casa!! Jajajaja
 
Sííííííííííííí. La tienda de la que os hablo es nada más y nada menos que TheBodyShop.
 
 
Es una maravilla de espacio terrenal con productos pensados para nosotras. ¡La gloria hecha realidad!
 
En primer lugar, compré tres bolsitas de seis perlas cada unas con tres aromas diferentes: melocotón, rosa y violeta. Me parecieron una cucada y su precio me pareció ajustado: 1,50€ la bolsita. Si hubiese habido más fragancias, ¡¡las hubiese comprado!! Y quedaban muy poquitas así que, quizás, por eso me lancé y me llevé éstas. Todas son de la marca La casa de los aromas. Yo las voy usar para la manipedi (manicura y pedicura), aunque imagino que también se pueden usar en un baño relajante (yo sólo tengo plato de ducha, así que no me puedo dar ese gusto). Os recuerdo que las bolitas son pequeñas, como de unos tres centímetros de diámetro cada una.  
 
 
Por otro lado, estaban los esmaltes de uñas. ¡Ay, qué maravilloso edén! Tonos neón, pastel, rojos pasión, turquesas, clásicos,... ¡Y tonos novedosos y originales! Los dos que compré fueron "special effect topper": 101 dalmations y feather effect. ¡Espectaculares! Ambos de la marca Essence. Cada esmalte a 2,29€.
 
 
Estoy deseando probarlos pero, como soy la "chica oportunidad", me he roto una uña y, claro, me he visto obligada a igualar las demás, así que me es imposible (al menos en unos días).
 
 
Y, por último, aunque no menos importante: la sombra de ojos. ¡Tachááááááán! Y otra vez volvemos a la marca Essence. Aquí me volví completamente loca. ¡Me los quería llevar todos! Sí es cierto que tengo un montón de maquillaje y que, incluso, diría que me sobra (pongo ojos extraños como negando esta cruel afirmación, jiji), pero es que no puedo resistirme. Es algo intrínseco en mí: ¡¡necesito tenerlos todos!!
 
Sin embargo, quise portarme bien (imaginé la cara que pondría mi chico cuando descubriera el resto de las compritas y me apiadé de él) y me compré sólo uno. Es un modelo "Metal glam" en tonos marrones. El nº 05 Chocolate Jewerely. ¡Precioso! ¡Estoy deseando probarlo!
 
 
De momento, sólo he probado uno de estos productos (una bolita con aroma a rosa), así que os hablaré de los resultados en post posteriores.
 
¡Y esto es todo, chicos! ¡Hasta el próximo post!
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario