jueves, 9 de octubre de 2014

Los mejores Top 10 de mí misma

 
Las listas me persiguen. ¡Da igual de lo que sean! Me acosan. Están por todos lados. La lista de la compra, la listas de quehaceres, la lista de ejercicios del gym, la lista de llamadas pendientes, la lista de recetas que quiero hacer, la lista de prendas de ropa que quiero comprarme, la lista de sitios que quiero visitar,... Diversas y extrañas listas. ¡Numerosas listas!

 
Y como me parecía una buena forma de poner en práctica lo mucho (o poco) que me conozco a mí misma (es un ejercicio psicológico que todos deberíamos hacer para nuestro bienestar mental), esta vez he sido yo la que he querido elaborar una lista sobre los diez aspectos positivos que más destacan de mi persona. Por supuesto, todo es muy subjetivo y personal.
 
Es una forma curiosa de hacerlo, pero ya sabéis que me gusta ser diferente, la guinda del pastel, la estrella del árbol. Diferente. Única. Original.
 
Por supuesto, los que me conocéis, podéis "vetar" cualquiera de los aspectos de la lista o podéis aplaudirlos, como consideréis oportuno.
 
Así pues y sin haceros esperar más, ahí va la tan ansiada lista:
 
En el Top 10
 
 
Soy tremendamente familiar. Me encanta mi familia. ¡Adoro mi familia! No imagino mi vida alejada de ellos por mucho tiempo. Son como el aire que respiro, la comida que me alimenta o el agua que bebo. Son mis imprescindibles. ¡Lo que me llevaría a una isla desierta antes que cualquier otra cosa! Son mi vida.
 
En el Top 9
 
 
Soy una persona sumamente social. No necesito que nadie se preocupe por mí en ninguna fiesta o reunión de amigos. Yo puedo desenvolverme sola sin problemas. A pesar de ser algo tímida, la curiosidad por conocer gente nueva camufla esa timidez con acierto. Quizás, por eso, a mis amigos les encante presentarme tanta gente y llevarme a tantas reuniones y fiestas.
 
En el Top 8
 
 
Soy muy amiga de mis amigos. Puedo estar semanas sin llamarles, pero ellos saben que siempre pueden contar conmigo para cualquier cosa. Siempre estoy ahí. Como una amiga me dice: "soy la pata de su mesa". ¿Será que soy la "pata de las mesas" de todos mis amigos?
 
En el Top 7
 
 
Soy excesivamente romántica y soñadora. A veces pienso que demasiado. Estoy convencida de que la vida tiene que estar aliñada con un toque de fantasía, ternura y pasión para ser plena y satisfactoria. Quizás peque de romántica pero ¡me encanta soñar!
 
En el Top 6
 
 
Me río de todo y por todo, incluso de mí misma. Es la mejor forma de tomarte la vida y ser feliz. A veces, me imagino con ochenta años disfrutando la vida como si tuviera quince. ¡Qué lástima no poder volver atrás y revivir las cosas de nuevo o, quizás, vivir cosas nuevas que seguro me perdí! ¡Hay tantas cosas con las que disfrutar!
 
En el Top 5
 
 
Soy mujer de una sola cara, muy sincera. Por consiguiente, odio la mentira. Prefiero una verdad que duela a una mentira traicionera. No soy capaz de imaginarme la vida con mentiras revoloteando a mi alrededor y pendiendo de mi cabeza. Yo no soy así. Si tienes algo que decirme, ¡hazlo! No esperes a que me entere por terceras personas porque será peor. No te preocupes, yo haré lo mismo contigo. Seré sincera siempre.
 
En el Top 4
 
 
Soy muy elástica. Me amoldo con facilidad y suelo ceder casi siempre, si con ello estamos todos contentos. Me suele dar igual atún que betún (como dicen por ahí), aunque si quiero algo, no suelo ceder con facilidad (vamos, que no cedo). Soy de fácil adaptación y bastante flexible; siempre con lógica, claro.
 
 
¡Ya estamos en la recta final! Parecía fácil pero, oye, no es tan sencillo describirse a una misma con diez aspectos positivos (de verdad, os recomiendo el ejercicio. Es vigorizante y muy revelador).
 
En fin, sólo quedan los tres aspectos positivos que mejor describen mi personalidad. Y los que yo creo que me definen mejor son los siguientes:
 
En el Top 3 - Medalla de bronce
 
 
Soy una mujer inteligente. Sé lo que quiero y lucho por ello. Leo a diario. Escribo. Aprendo de mis errores. Aprendo mucho únicamente observando a mi alrededor (soy muy observadora, "mea culpa"). Me fijo en los detalles (son importantes, muy importantes). Investigo por mi cuenta para mejorar cada cosa que hago. Estudio continuamente (me parece fundamental que la mente esté en continuo aprendizaje para no deteriorarse). Me gusta descubrir cosas por mí misma. Doy siempre el 200% de mí misma.
 
La inteligencia es un cúmulo de detalles y aprendizajes, los cuales yo procuro llevar a cabo para ir siempre a más.
 
En el Top 2 - Medalla de plata
 
 
Me considero una mujer tremendamente justa. Tan justa, tan justa, que a veces me doy hasta miedo. No soporto las injusticias y me siento mal (realmente mal, incluso rayando la obsesión) si veo una injusticia ante mis ojos. Incluso si sólo me la están contando, ¡me indigno! Es por ello, quizás, que me veo tremendamente perfecta en el papel de la Oposición que estoy preparando.
 
¿Será ésta realmente una actitud positiva? "preguntome" yo (sé que está mal escrito, señores, no se espanten).
 
En el Top 1 - Medalla de oro
 
 
Soy excesivamente generosa. ¡Demasiado! A veces doy tanto de mí que incluso me enfado conmigo misma. Es algo que no puedo evitar. Es como una respuesta mecánica a cualquier petición. A veces pienso que es por no hacerle una faena al peticionario (pobre) y otras pienso que "total, no me cuesta nada". Así que, por unas razones u otras, siempre doy todo de mí (me he llegado a preguntar si a cualquier precio).
 
Y ahí tenéis mis mejores Top 10 de mí misma. Por supuesto, donde hay cara A.... ¡¡hay cara B!! Miedito me da la cosa, ¡oiga!
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario